23 abril, 2007

El fin del mundo (para muchos seres vivos)

Decenas de animales, como el tigre, el elefante o el rinoceronte, continuarán en peligro de extinción en el Sudeste Asiático y el Pacífico, dos de las mayores reservas de biodiversidad del planeta. Especies tan emblemáticas en Asia como éstas podrían desaparecer dentro de una década si las autoridades no ponen freno a la tala ilegal de los bosques, la caza furtiva y el contrabando de productos relacionados con estos animales como el marfil, según la organización ecologista WWF.
Indonesia es el país del mundo más rico en diversidad marina y uno de los más importantes en diversidad terrestre pero, de todas las especies animales que acoge el vasto archipiélago, más de 400 se encuentran en la Lista Roja de Especies en Peligro de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, y la mitad está muy cerca de desaparecer para siempre. El orangután, los rinocerontes de Java y Sumatra, el macaco de Mentawai, el gibón plateado o el dragón de Komodo -el mayor lagarto del mundo y que da nombre a la isla- se encuentran en situación de "peligro crítico" (riesgo alto de extinción inmediata) y otras 30 especies están "amenazadas", es decir, con el mismo riesgo pero en un futuro cercano.
Entre las especies amenazadas están también el elefante asiático, la ballena azul, el tigre y decenas de ratas, murciélagos, cervatillos, conejos, ratones, ardillas y otros animales arrinconados por la deforestación pero que son vitales para la conservación del hábitat.Filipinas, archipiélago de similares características al indonesio, podría perder al cocodrilo local, al ciervo de Visayas, al faisán de Palawan y a la mariposa gigante de Luzón, así como muchos peces que viven de los arrecifes de coral, cada vez más deteriorados por la popularidad del buceo y el desarrollo de la industria turística.
Además, las selvas tailandesas siguen siendo el hogar de especies en peligro como el murciélago narigón, mientras en Birmania los turistas se quejan de que cada vez ven menos delfines de agua dulce en el Irawaddy, principal río del país, y lo mismo sucede con el siluro o "pez gato" gigante del Mekong.En Australia quedan menos de 500 ejemplares del tiburón toro, según Megan Kessler, portavoz del Consejo de Conservación de la Naturaleza. Por su parte, WWF advierte de la caída de la población en Nueva Zelanda de las dos especies de delfines menos comunes del mundo, pues ya sólo quedan 7.000 de la variedad de la Isla Héctor y únicamente 110 del de la Isla Maui.
Lo mismo sucede en Papúa-Nueva Guinea con la tortuga marina coriácea, de la que actualmente quedan unos 2.300 ejemplares.

Fuente: Diario de Avisos