13 abril, 2007

El 14 de abril, todos contra el puerto de Granadilla

El sábado próximo día 14 (celebración además de la República española) se producirá en Santa Cruz de Tenerife otra manifestación en contra del Puerto de Granadilla. Ese futuro atentado contra la diversidad marina de la costa sur de la isla.

Muchas veces ha salido el pueblo tinerfecño, como este 14 saldrá, para protestar contra una obra que no quiere, y que sólo beneficia a algunos, y beneficiará a algunas multinacionales.

Ese puerto, mal que les pese a los que digan lo contrario acabará con sebadales marinos, llenará de piche (alquitrán chapapote, asfalto líquido) las costas del Médano, y reducirá la calidad de vida de animales terrestres y acuáticos de la zona, por no decir que acabará con ellos.

Para muchos el sur de Tenerife es un desierto, y por ello han de cubrir esos páramos con cemento. Esta afirmación es hecha sobre el analfabetismo y la ignorancia. Esos ecosistemas particulares nada tienen de desierto, porque en un desierto es donde no crece nada, y en estas zonas no se da ese caso. Ahora pretenden cubrir con asfalto y cemento el desierto, para convertirlo en un desierto verdadero, y aún más árido.

Servirá poco esa manifestación del sábado, pero ese poco tendrá mucho valor: el de evidenciar que los intereses de este pueblo van por otra senda que los intereses de quien los gobiernan. Lamentablemente tendrán que pasar los años para que se den cuenta del error, y luego vendrán las lamentaciones.

No será porque no se lo dijimos. Mientras, todos perdemos.