24 enero, 2007

Otra vez los cetáceos amenazados

Fotografía de Teo Lucas

Una expedición de científicos de todo el mundo está desarrollando un experimento en Tenerife para averiguar datos sobre la composición del subsuelo y la actividad volcánica (Tom Teidevs). Este experimento se complementa con señales que lanza el Buque Oceanográfico Hespérides desde el mar.

Hoy publica J. Darriba (Canarias 7) una queja que ha hecho la Secac (Sociedad para el estudio de los Cetáceos del Archipiélago Canario) y el Gobierno de Canarias porque se han percatado que, desde que el Hespérides ha comnenzado a 'disparar' aire comprimido para realizar esas señales, varias comunidades de cetáceos que habitualmente moran en las aguas de Tenerife se han retirado.

Los responsables del experimento dicen y aseguran que su trabajo es inofensivo y que cumplen con todos los requisitos ambientales. También eso dijeron las autoridades cuando las maniobras militares de Fuerteventura y la catástrofe natural de aquella vara masiva de zifios (luego sí que se demostró que los sonares afectaban a la orientación y descompresión de esos animales).

Es muy importante conocer el interior de la tierra, sobre todo en una zona volcánica como la del Archipiélago canario. Pero, ojo, los cetáceos también son muy importantes, si no más.

Cada uno que saque sus conclusiones y obre en consecuencia.