23 enero, 2007

Energía en la gañanía


AGROBIOGÁS: Un proyecto europeo para la obtención de gas a partir de residuos

Siguen apareciendo nuevas propuestas para la producción de biogás. A este dinámico sector se suma ahora AGROBIOGAS, un proyecto europeo colectivo, con destacada presencia española entre sus socios. Agrobiogás quiere ofrecer al pequeño y mediano agricultor una forma más ecológica de eliminar los residuos agrícolas y ganaderos, convirtiéndolos en biogás y obteniendo, a la vez, una rentabilidad económica.

Más en concreto, Agrobiogás, un proyecto incluido en el Sexto Programa Marco de Investigación y Desarrollo de la Unión Europea, nace con el propósito de ahondar en el conocimiento sobre la viabilidad económica, legal, ecológica y técnica para desarrollar un sistema descentralizado de producción de biogás a partir de los citados residuos. En definitiva, una solución descentralizada y más ecológica para eliminar sus residuos y con la que también obtener un beneficio mediante el uso o la venta del biogás obtenido para generar energía eléctrica y calor.

Para desarrollar este planteamiento, el proyecto parte de un dato, en la Unión Europea se producen anualmente cerca de 700 millones de toneladas de este tipo de residuos. Su destrucción se realiza por combustión, enterramiento,... procedimientos baratos pero no los más adecuados para el medio ambiente. Agrobiogás propone utilizarlos en un sistema descentralizado de producción de biogás. La obtención de esta energía sería mediante un procedimiento de digestión anaeróbica. Se trata éste de un proceso biológico que se produce en ausencia de oxígeno, a través del cual la materia orgánica se transforma en gas, sobre todo metano. El mencionado estudio europeo se propone además, adaptarse a las diferentes condiciones climáticas de las empresas y asociaciones que participen en el proyecto.

Los defensores de esta técnica argumentan su competitividad frente a otros métodos, su mayor eficiencia y respeto ecológico, reduciendo la cantidad de lodos residuales al usarlos como biofertilizadores, además de la optimización del proceso por co-digestión con otros residuos orgánicos. A ello suman que permitirá a ganaderos y agricultores el acceso al emergente mercado de las energías renovables, añadiendo a su economía una fuente de ingresos estable. A la larga lograrían una mayor independencia sobre el mercado alimentario y se mejoraría la calidad de vida de las áreas rurales, donde el desarrollo de plantas de biogás generaría nuevas oportunidades de empleo.

Agrobiogás comenzó a desarrollar el sistema propuesto, que han dividido en diferentes fases, en junio de 2006 y disponen de tres años para probarlo y optimizarlo. La Comisión Europea ha respaldado el proyecto con 2,1 millones de euros. Agrobiogás está formado por 24 socios europeos, cinco de ellos españoles, como la empresa malagueña Bioazul, la Universidad de Barcelona, las agrupaciones agrarias ASAJA y COAG o la cooperativa agrícola Santiago Apóstol.

Fuente: Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos