07 febrero, 2007

Preocupa que no preocupe



La presencia en Madrid de Al Gore (ex vicepresidente de EE.UU. y autor del documental “Una verdad incómoda” ) y el debate del Informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) en París reactivan los contenidos del Manifiesto “Preocupa que no preocupe” presentado en el Acto de Clausura de CONAMA 8 y al que ya se han suscrito centenares de personas.

En estos días se ha debatido en París el informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático que, aun considerando las hipótesis menos alarmistas, señala las graves consecuencias del cambio climático. El debate científico se cerró con rotundas conclusiones: el fenómeno existe, se hará más extremo (España, por su situación, sufrirá con más intensidad los efectos del calentamiento de la tierra) y el hombre es el responsable.
La sociedad se enfrenta a una situación inédita en la que la acción del hombre ha alterado el medio ambiente con efectos globales que ya son evidentes. El modelo de desarrollo de los últimos ciento cincuenta años ha provocado cambios en el ecosistema de la tierra con graves consecuencias en los próximos decenios porque modificarán notablemente el clima, afectarán a la disposición de los recursos naturales, especialmente el agua; variarán numerosos paisajes y dibujarán una nueva frontera entre los mares y la tierra.
España es uno de los países que, aún habiendo firmado el Protocolo de Kioto, ha aumentado más sus emisiones de gases de efecto invernadero. Nuestro país es hoy, además, escenario de los peores síntomas de ese desarrollo que no contempla los criterios de sostenibilidad sacrificando el entorno y los recursos naturales, entre lo que podemos citar como ejemplo el urbanismo salvaje y el despilfarro de los recursos hídricos. El IPCC hace predicciones claras sobre diferentes posibles escenarios socio-económicos futuros y pone el acento en que depende de la humanidad (gobiernos, empresas entidades y ciudadanos) elegir el camino hacia el escenario menos peligroso.
Y la respuesta debe ser universal como lo es el problema. Naturalmente existen administraciones, empresas, entidades y ciudadanos que actúan en consecuencia a estos escenarios pero no pueden ser una excepción ni una isla entre la indiferencia y la pasividad.
Al Gore inaugurará hoy, 7 de febrero, en Madrid el Encuentro sobre Energía, Municipios y Cambio Climático (Ifema. Centro de Convenciones). Su intervención lleva el título “El mayor problema actual de la humanidad: el calentamiento global y nuestra acción para frenarlo”.Su documental Una verdad incómoda denuncia las graves consecuencias del calentamiento de la tierra; próximamente publicará un libro con el mismo nombre.
Por eso, los firmantes del Manifiesto de CONAMA 8 “Preocupa que no preocupe” se adhieren a los siguientes motivos de preocupación:
• El hecho de que la actuación frente a esta situación no sea una prioridad indiscutible de las administraciones.
• Que la mayor parte del mundo empresarial no haya internalizado una cultura de sostenibilidad en su actuación.
• Que la mayoría de las organizaciones sociales que representan a esta sociedad no tienen entre sus objetivos conciliar el respeto al medio ambiente con sus respectivas actividades, salvo aquellas que han hecho de esta causa su razón de ser.
• Que al conjunto de los ciudadanos no preocupen las consecuencias de cada uno de nuestros actos cotidianos en relación a la preservación de los recursos naturales y el respeto a nuestro entorno.
PREOCUPA QUE NO PREOCUPE el medio ambiente en la medida que demanda, reclama y exige la situación.Estamos convencidos de que la sensibilización de la opinión pública y la actuación decidida de todos los estamentos, es decir, la movilización de nuestra sociedad y de la comunidad internacional puede y debe variar el rumbo para alcanzar la senda de un desarrollo sostenible.Nos encontramos en un momento especialmente sensible para volver sobre el Manifiesto, y hacer un nuevo llamamiento a la sociedad en su conjunto (administraciones, entidades, empresas y ciudadanos de a pie), sobre una cuestión de máxima prioridad. Aunemos esfuerzos. El futuro de nuestro planeta va en ello.Puedes encontrar el texto completo del Manifiesto PREOCUPA QUE NO PREOCUPE en nuestra página web www.conama.org.

Por el futuro de nuestro planeta, FÍRMALO.