12 diciembre, 2006

Qué sinrazón



Fotos de NO al Puerto Deportivo en Tacoronte
Plataforma para la Defensa de la Costa Tacoronte-Acentejo


Por lo que parece en esta tierra única, que no lo es tanto, lo que gobierna es la sinrazón. Al igual que ocurrió en la década de los 60 y 70 con el crecimiento desmedido del boom turístico y otras amenazas medioambientales, seguimos pensando con el bolsillo, a la ligera y a priori.
Aún no contentos con el Puerto de Granadilla y sus impactos ambientales, ahora se proyectan otras 'marinas' en zonas en las que no se debería ni poner un gramo de cemento. No se sabe bien qué es lo que se quiere, ni si preservar vale menos que cobrar algunos billetes rápidos (aunque éstos sean mucho y beneficien a algunos).

Se pretende ahora vulnerar de nuevo la costa Norte de Tenerife, concretamente con un proyecto de puerto deportivo.

¿Es realmente necesaria esta infraestructura?
¿Qué economía es la que se pretende relanzar con esta acción?

Bajo el parecer de muchos esta pretensión no deja de ser más peregrina que la que se les ocurrió a algunos al introducir los muflones en el Teide, o las ardillas en Fuerteventura.

Parece que el Medio Ambiente sigue sin ser importante para nuestros gestores, y se bastan con decir que el 42% del espacio está protegido. El resto del territorio está gravemente amenazado.

Puedes leer más en Plataforma contra la construcción de un puerto en Tacoronte