09 noviembre, 2006

Jóvenes verdes

La revista CONSUMER, con una tirada de más de 300.000 ejemplares y más de dos millones de usuarios al mes en internet, ha realizado una entrevista a Jóvenes verdessobre diferentes temas. Florent Marcellesi, secretario y delegado internacional, con la ayuda de otros miembros de la asociación, contestaron a las preguntas.


1. ¿Podría decirme los principales datos de Jóvenes Verdes?: Número de socios, presupuesto, personal, etc.
Jóvenes Verdes somos una asociación juvenil de ámbito estatal formada por las y los jóvenes verdes y ecologistas de España, que lucha por la ecología política y social y su juventud. Nos declaramos descontent@s con el modelo de falso desarrollo productivista y hemos decidido federarnos para defender la alternativa ecologista y promoverla en toda la juventud.

Con apenas un año de edad, ya contamos con grupos locales y autónomos en toda España, todos compuestos por voluntarias y voluntarios. Nos financiamos a través de las cuotas de soci@s, fondos propios, subvenciones públicas regionales, estatales o europeas y donaciones privadas. Al día de hoy, contamos con alrededor de 200 soci@s y numerosos simpatizantes.

2. ¿Por qué cree que es necesaria una asociación como Jóvenes Verdes cuando hay otras asociaciones ecologistas consolidadas? Dicho de otro modo, ¿qué criterios pueden llevar a una persona a hacerse socio de Jóvenes Verdes y no de otra de las asociaciones ecologistas más conocidas? ¿En qué se diferencian?
Hasta ahora, los jóvenes habíamos contemplando atónitos e impotentes el saqueo por parte de los mayores de nuestros recursos naturales. Su discurso productivista, propio del mito del progreso ilimitado, no analiza las consecuencias a largo plazo. Además, ninguna organización nos parecía abordar de manera convincente la ecología desde un punto de vista político. Hacía falta pues una doble respuesta. Por un lado, organizar la juventud ecologista. Por otro lado, articular con la Ecología política las numerosas luchas que se están dando día tras días en el terreno asociativo por el medioambiente.

Así nace Jóvenes Verdes, asociación juvenil con objetivos singulares. Buscamos renovar el proyecto verde desde la juventud, aire fresco e ideas nuevas para que desempeñe un papel decisivo en la sociedad. Nuestra labor pasa tanto por trabajar directamente a favor de la ecología como tratar de que las instituciones se impliquen - con un nuevo enfoque - realmente en ello, que el Partido Verde sepa evolucionar a la escucha de la nueva generación. Al mismo tiempo, también mantenemos contacto y trabajo común con otras organizaciones ecologistas.

3. ¿Cuáles son las actividades más destacadas de la Asociación?
Muchas de nuestras actividades son desarrolladas en cooperación con la FYEG, nuestra organización hermana a nivel europeo, con campañas como: “Dime lo que como” sobre seguridad alimentaria, “Sin bosques no hay futuro” un lema bastante explícito, “Unidos en la diversidad” contra la xenofobia, entre otras.

También, hemos desarrollado otras actividades propias, como la campaña contra el cambio climático, con acciones en la calle contra la contaminación atmosférica, contra compañías como SEAT por sus spots hirientes (mediante una ciberacción), charlas y material programado, campañas a favor de un turismo sostenible, elaborando un decálogo y una guía práctica para favorecerlo, o campañas contra la violencia taurina para defender la sensibilidad de los menores de 14 años, siempre desde una visión positiva y constructiva, buscando el apoyo del defensor del menor, de los ayuntamientos o de las instituciones políticas.

4. Se suele criticar la pasividad y la cultura del "botellón" de la juventud española, y sin embargo, hay una asociación como la suya. ¿Cuál cree que es el compromiso de la juventud con respecto al medio ambiente?
En los medios de comunicación se suelen destacar los aspectos negativos de la juventud, pero también es cierto que nunca antes una generación como la nuestra había estado tan sensiblizada con la Madre Tierra, además somos los jóvenes los que mayoritariamente, practicamos deporte, colaboramos en ongs u organizamos eventos culturales. Los y las jóvenes también mantenemos una mayor relación con la naturaleza y nuestro entorno que los adultos: hacemos acampadas, viajamos por otros países y entornos, nos gusta las actividades al aire libre… Nuestro compromiso con el medio ambiente es mayor porque tenemos algo de tiempo libre pero poco dinero, así que nos gusta aquello que todos, sin excepción, podamos disfrutar para siempre… y eso es la naturaleza y el medio ambiente.

5. Las encuestas suelen apuntar como principales problemas de los jóvenes la precariedad del mercado laboral y las dificultades de acceso a una vivienda digna. Con estos problemas en mente, ¿no resulta complicado preocuparse por la defensa del medio ambiente?
Resultaría complicado si para nosotros y nosotras nuestras luchas se resumieran sólo en la defensa del medioambiente. Sin embargo, nuestras luchas vinculan y asocian en todo momento la sostenibilidad ecológica con la justicia social, tanto a nivel local como mundial, lo que llamamos la Ecología política.

Basándonos en estas consideraciones, la lucha contra la precariedad y por una vivienda digna y ecológica son lógicas y necesarias. De hecho, Jóvenes Verdes apoya desde el principio el movimiento juvenil por una vivienda digna. En cuanto al mercado laboral propone, a la imagen del movimento verde europeo, una profunda reflexión sobre el concepto del trabajo/actividad en las sociedades productivistas, introduciendo la idea transformardora de Renta Básica incondicional, universal y que cubre las necesidades básicas.


6. ¿Qué pueden hacer los consumidores por el Medio Ambiente?

Antes que consumidores no debemos olvidar que somos ciudadanos y ahí está el principal ámbito de acción posible. La protección del Medio Ambiente requiere una reducción tanto del consumo como de la forma en la que se consume. Muchos consumidores conocen ya la importancia de la reutilización y el reciclaje y, sin embargo, no son aún conscientes del precio ambiental pagado durante el proceso de crecimiento/fabricación, embalaje y transporte conlleva en todos los artículos que se compran, reciclables o no.

El arma del consumidor contra este problema es optar por artículos producidos localmente, eludiendo intermediarios y, siempre que sea posible, no manufacturados. De esta manera se consigue relocalizar la economía y reducir los efectos negativos que genera sobre el entorno. En el caso de artículos tecnológicos asegurarse de que sus materiales de fabricación están libres de tóxicos y exigir a las marcas que incorporen estas garantías. En cuanto a la alimentación, se debe apostar por la agricultura ecológica (respetuosa con el entorno y libre de productos modificados genéticamente). Cuando nos veamos obligados a comprar productos importados tenemos siempre los de comercio justo con los que ayudamos a evitar las desigualdades producidas por el comercio tradicional. En todos los casos se hace necesario un correcto etiquetado que evite ambigüedades y que muestre claramente el precio ecológico de cada producto, aspecto que deja mucho que desear en la actualidad.



7. Jóvenes Verdes colabora con otros movimientos juveniles ecologistas internacionales. ¿Cuáles son sus principales acciones y cómo logran organizarse?

Jóvenes Verdes somos miembro observador de la Federación de Jóvenes Verdes Europeos (FYEG en inglés - www.fyeg.org). La FYEG, fundada en 1988, agrupa a más 30 asociaciones juveniles ecologistas de toda Europa con el fin de favorecer el entendimiento mutuo y la acción conjunta para la promoción de una Europa verde. Para poder intercambiar ideas y ampliar nuestros horizontes, cada año tienen lugar en diferentes partes de Europa seminarios, debates políticos, sesiones de formación así como campañas internacionales.

Jóvenes Verdes somos también miembro de la red global Jóvenes Verdes Mundiales que organizará su congreso en el próximo mes de enero 2007 en Nairobi, Kenia. Esta red agrupa a asociaciones, organizaciones juveniles de partido, ONGs, plataformas ciudadanas e individuos de los cinco continentes.


8. ¿Qué destacaría de los movimientos de otros países? ¿Cuál es el nivel del ecologismo en España? ¿Qué haría falta para mejorarlo?

Sin duda, el movimiento verde europeo es mucho más avanzado que el ecologismo español tanto a nivel asociativo como político. Mientras en Alemania, Francia, Bélgica, Austria o Suecia, el movimiento verde forma parte del panorama social y político contando con fuertes relaciones con la sociedad civil, el movimiento verde español sigue siendo el gran desconocido. Aunque organizaciones como Amigos de la Tierra, Greenpeace o Ecologistas en Acción llevan un trabajo de terreno valioso e imprescindible, falta una traducción política coherente de estas luchas de terreno así como una unidad real de las y los ecologistas.

Para remediar a esta situación, Jóvenes Verdes busca la concienciación y sensibilización de l@s jóvenes, la difusión y renovación del proyecto político verde, así como llamar la atención a los poderes públicos, mediante campañas, acciones no violentas en la calle, charlas, difusión de material informativo, actividades lúdico-pedagógicas o escuelas para jóvenes.


9. ¿Cuáles son los principales problemas medioambientales de España y qué habría que hacer para solucionarlos?

Quizás el problema más importante que España está sufriendo sea el del agua. La sequía amenaza numerosas zonas y ecosistemas y las medidas tomadas, desde el difunto PHN hacia el plan AGUA, no vienen a responder a las verdaderas necesidades ambientales y agrícolas sino a las demandas del sector turístico del litoral. A esto se le unen los incendios, sin una política eficiente ni de prevención ni de actuación frente a ellos cuando vemos cómo año tras año se consume nuestra masa forestal. Aunque valoramos positivamente la ley de montes, nos parece que carecemos de una verdadera política de desarrollo rural integral.

Por otro lado, España emite un 53% más de gases productores del efecto invernadero que en 1990, consolidandose como el país industrializado que más incumple el protocolo de Kyoto y que establecía este aumento en un 15% máximo. España sigue también explotando centrales térmicas inadecuadas y cuenta todavía con muchas trabas que pesan sobre las energías alternativas como la eólica o fotovoltaica. Por si fuera poco frecuentemente nos invaden noticias de vertidos contaminantes por los que los responsables reciben sanciones de risa y que acabamos pagando entre todos.

Los cambios a realizar son pues bastante claros y deben provenir tanto de la administración, con claras mejoras en las normativas y planes de gestión de los recursos y de actuación, así como de los ciudadanos que deben esforzarse en reducir su consumo energético. A pesar de una falta de un calendario claro de cierre de todas las centrales nucleares, el cierre de Zorita y el probable cierre de Garoña son ejemplos del camino a seguir hacia la sostenibilidad.


10. Jóvenes Verdes se basa en lo que llaman "Ecología Política". ¿En qué consiste?

En el mundo entero, el llamado movimiento ecologista reune a muy diversos movimientos como ongs, plataformas ciudadanas, pero también partidos politicos. Estos últimos se refieren a la Ecología política para definir a su ideología común. Lejos de resumirse en consideraciones de medio ambiente, la Ecología política es un sistema de pensamiento político global, todavía muy desconocido en España, que responde a unas necesidades historicas concretas.

La ecología política busca a la vez sostenibilidad y justicia y, por lo tanto, viene dando respuestas a una determinada crisis social, ecológica y económica que los movimientos de derechas así como de viejas izquierdas no sólo no habían previsto sino incluso provocado por ignorar las relaciones entre modelo de desarrollo, desequilibrios ecológicos e injusticia social. Propone un cambio radical basándose en un abanico completo de ideas y actuaciones tocando a todos los aspectos de vida, siempre tomando en cuenta las relaciones íntimas que unen los ecosistemas con las organizaciones sociales. No reductible a otras ideologías o a un enfoque puramente medioambientalista, es una visión crítica, global y transformadora, que adecua sus propuestas a los retos del siglo XXI.


11. Los partidos políticos verdes son una opción muy minoritaria en España, en contraposición con otros países, como Alemania. ¿Por qué cree que esto es así?

Intervienen varios factores sociales y políticos en esta minusvaloración de la opción verde. Por un lado, apuntamos primero una falta de concienciación y sensibilización de la sociedad en general y de la juventud en particular. Frente al consumismo, desarrollismo e individualismo, urge difundir la filosofía verde para pasar de una ecología del discuro a una ecología real, vivida y aceptada. Por otro lado, asistimos a un intento de recuperación paulatina de la marca verde por parte de partidos quienes, frente a sus fracasos elecorales y/o su incapacidad por renovar su ideario, buscan de manera desesperada nuevos espacios políticos y posibles reservas de votos. Por último, también destacamos la propia incapacidad del movimiento verde a encontrar vías para unir de manera eficiente a todas sus componentes y presentarse a la sociedad civil como una opción política unida, global y autónoma.

Sin embargo, somos optimistas de cara al futuro. El crecimiento de las fuerzas verdes en el resto de Europa son buenas señales y fuente de experiencia para el propio crecimiento del ecologismo en España. Además, la creación en febrero de 2004 en Roma del Partido Verde Europeo así como el compromiso de la juventud verde nos anima a pensar que Los Verdes saldrán pronto de la sombra y pasarán a ser un referente para todos y todas las que buscamos propuestas concretas, sensatas y adaptas al siglo XXI.


12. ¿Hasta qué punto es necesario un "partido verde"? ¿No sería mejor exigir a los partidos consolidados que incorporen a sus programas de manera decidida el tema del ecologismo?

Como comentado, los partidos políticos verdes fundan su teoría y práctica en la Ecología Política, visión crítica, global y transformadora. Entonces, no son de ninguna manera reductible a cualquier otra opción política ya que consideramos que la Ecología política no es una ideología parcial sino total. Vienen por tanto a ocupar un espacio político – y social – alternativo y autónomo.

Cuando contemplamos las profundas crisis ecólogicas y sociales actuales tales como el cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales o las desigualdades Norte-Sur, no podemos contar con los partidos actuales para aportar soluciones a largo plazo. El ecologismo político no se satisface de la incorporación sectorial de ideas verdes ya que sería un mero cambio superficial dada la incapacidad inherente de los partidos dominantes a cambiar un modelo de desarrollo que ellos mismos alentaron.

Por ello es imprescindible una revolución del pensamiento político para salir de visiones basadas en la ciencia toda poderosa y dominación total por parte del hombre de la naturaleza. Se necesita un cambio radical de paradigma socio-político que toma en cuenta que asuntos ecológicos y sociales son indisociables así como un cambio radical en la manera de hacer política, apuntado hacia una democracia de base fundada en la participación real de la sociedad civil.

Por lo tanto, no hay ninguna duda para Jóvenes Verdes que la opción verde tiene que ser representada por un partido independiente con vocación a conseguir la mayoría cultural y política.


13. ¿Cómo calificaría las acciones por el Medio Ambiente del actual Gobierno?

Por primera vez desde la llegada de la Democracia en España hay un diputado de Los Verdes, Francisco Garrido, que puede influir algo con sus preguntas y votos ya que obtuvo su escaño en coalición con el PSOE. Esto implica que hay acuerdos para cerrar las centrales nucleares, apoyar las energías renovables y la agricultura ecológica, pero lo cierto es que el actual gobierno no tiene el medio ambiente entre sus prioridades.

Su labor e interés parece mayor que en ocasiones anteriores, pero no deja de ir a remolque de las grandes obras y empresas, como lo pudimos ver en su relación vergonzosa con el Gobierno de Evo Morales en Bolivia y su apoyo incondicional a la multinacional REPSOL, por encima del medioambiente y de la justicia social. El Gobierno actual sigue en muchos casos las políticas económicas insostenibles de sus predecesores que anulan en gran parte avances conseguidos en otros ámbitos.

Precisamente por ello tiene importancia que exista una organización como Jóvenes Verdes que lucha por la ecología política: el medio ambiente debe dejar de ser algo marginal y publicitario para pasar a ser transversal en la acción de nuestros gobernantes.

14. El movimiento anti-taurino es una de las principales actividades de Jóvenes Verdes. Los defensores de la tauromaquia afirman que a los toros se los mantiene en unas buenas condiciones y que si no existieran las corridas los toros desaparecerían. ¿Qué diría al respecto?

Efectivamente, el hombre ha creado el toro de lidia a través de una selección de cruces géneticos, y con un destino esclusivo, los espectáculos de violencia taurina. Pero lo que no es del todo cierto, es la visión idealista de la vida en las dehesas, que dista de las escenas bucólicas y pastoriles de las que dan parte los taurinos.

Por otro lado, se puede acabar con las corridas de toros y dar otra salida a estos animales sin causarles dolor, sin la necesidad de que sean utilizados en un espectáculo sangriento, salvaje, violento y degradante. Una buena propuesta pasaría por crear reservas naturales de toros de lidia para el turismo sostenible, en ellas se compaginarían el disfrute de la naturaleza, la contemplación pacífica y educativa de estos animales y el deleite de la gastronomía autóctona de la región. De esta manera, las zonas ganaderas romperían su dependencia con la tauromaquia violenta.


15. Migración, Género y Conocimiento Libre son algunos de los grupos de trabajo de su asociación. ¿Qué tienen que ver con el ecologismo?

Siguiendo la línea de la Ecología política concebida como visión global, Jóvenes Verdes entendemos un mundo deseable como la íntima combinación de la sostenibilidad ecológica y justicia social, a nivel local y mundial. Por lo tanto, los temas de Migración, Género y Conocimiento Libre son unas prioridades dadas su importancia en la construcción de un mundo basado en la biodiversidad, el respeto mutuo, la interculturalidad, la igualdad, el pacifismo, la dignidad humana y la libertad, valores fundamentales para tod@s nosotr@s jóvenes verdes y ecologistas.