10 octubre, 2006

Suspenso en eficiencia energética

España mantiene una economía energéticamente ineficiente y el consumo de la energía se ha más que duplicado en tres décadas (multiplicándose por 2,5 entre 1973 y 2005), según el informe de Sostenibilidad en España 2006, elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad y presentado ayer, bajo la presidencia de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Expuso los resultados del informe el director ejecutivo del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), Luis Jiménez Herrero. La fuerte dependencia energética y la elevada intensidad del uso de recursos energéticos en los procesos productivos y en los sectores difusos, especialmente en el transporte fue una de las "tendencias insostenibles" subrayada por Jiménez.

En el período 1990 a 2000 en España se ha incrementado un 38% el consumo de energía primaria y un 45% el parque de automóviles, mientras que la población en el mismo período se ha mantenido prácticamente estable. El equipamiento de los hogares ha aumentado "de forma espectacular" en España: en 2003 se facturaron 940.000 unidades de equipos de aire acondicionado, lo que supone un 30% más que el ejercicio anterior y cada año se venden 23 millones de electrodomésticos. También aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero: en el período 1990-2004 crecieron un 48% y en 2005 pueden haber subido un 53%. Existe una "carencia importante" de datos sobre el agua en España y, por otro lado, "un tercio de la superficie de España sufre riesgo de desertificación alto o muy alto".

Una noticia de la agencia EFE