09 octubre, 2006

"Es necesario que salga adelante el proyecto de la Ley de Biodiversidad en Canarias"

Texto de Dolores Arvelo, publicado en Diario de Avisos

Acaba de salir a la luz el libro La fauna de Canarias, una obra coordinada por Gloria Ortega, Guillermo Delgado, Leopoldo Moro y Juan José Bacallado, quien desde su experiencia como biólogo, tras haber sido director del Museo de Ciencias Naturales de Santa Cruz de Tenerife y profesor de Zoología de la Universidad de La Laguna, durante 23 años, reflexiona sobre la situación medioambiental de las Islas.


- ¿Cuáles son los objetivos con los que sale esta publicación?
"Nuestra idea es la de conocer para conservar. Si uno no conoce lo que tiene y el valor que tiene la flora y la fauna de Canarias, ni se le tiene cariño, ni respeto, ni se piensa en una verdadera conservación. Algunas personas dicen que nosotros los biólogos, y en especial los que salimos de La Laguna, tenemos una exagerada biofilia, pero suponiendo que sea así, yo estoy muy orgulloso de ello, junto con otros muchos naturalistas que hay aquí en Canarias, sean biólogos o no. Esa biofilia es la que ha salvado determinados aspectos de la flora y de la fauna de Canarias".


- ¿Cree que la sociedad canaria valora la flora y la fauna que tiene?
"Cuesta muchísimo entrarle a la gente en el sentido de que se den cuenta de que estamos en unas islas que tienen un territorio finito, que no estamos en un continente y que hay que conservar lo que tenemos, que además tiene un valor añadido mucho mayor que el del continente. Somos prácticamente la reserva dentro de Europa, en cuanto a especies exclusivas, endémicas. En Canarias ahora mismo el número aproximado de especies, por ejemplo, sólo de invertebrados terrestres es 7.600, de los cuales, 7.200 son de artrópodos (animales con pies articulados), que representan el 95% del total. De esos 7.200, son de insectos nada más y de esos insectos, casi el 50% son endémicas de Canarias. No conocidas en ninguna otra parte del mundo, y continuamente se están descubriendo nuevas. Muchas de estas especies, sin que lo sepamos, se están extinguiendo porque van desapareciendo sus hábitat antes de que lleguemos a estudiarlas. Lo principal para llevar a cabo la concienciación de la gente es tener una gran educación mesológica (Educación ambiental), que debe comenzar desde que los niños son pequeños y continuar en la ESO, Bachillerato y la Universidad. Eso supone tener una generación preparada para todo".


- ¿Es suficiente la protección que tienen los parajes naturales en Canarias?

"Hay una cosa de la que me siento muy orgulloso, porque he participado, y es que tengamos más del 40% del territorio protegido. Son espacios naturales protegidos en Canarias, pero eso no basta. Hay que poner en marcha con mucha celeridad los planes de uso y gestión de esos espacios naturales y tener la suficiente guardería y personal dedicado a todos estos espacios naturales, procurar que estos lugares sean prácticamente intocables y que sirvan sólo para el mundo científico, para el recreo de la sociedad y para la enseñanza. Pero muchos de esos espacios naturales ya se les ha puesto la vista encima porque en Canarias tenemos el gravísimo problema de que estamos ante un crecimiento demográfico descontrolado".


- ¿Cree que los políticos desoyen las advertencias de los expertos en cuanto a los temas medioambientales?
"Yo no dudo de la buena voluntad de determinadas personas, estén o no en el poder. Políticos de uno y otro signo. De hecho muchos políticos que se han visto apurados por algunos de los problemas que se les venían encima, por ejemplo, Granadilla o el tendido eléctrico, han acudido a personas como nosotros para pedirnos consejo, les hemos aconsejado lo que creemos oportuno; pero a veces no se tiene en cuenta. Eso lo hemos visto en el caso del Puerto de Granadilla, donde los expertos tanto de Medio Ambiente como de fuera hemos dicho por qué el puerto no es bueno para el medio ambiente. El puerto de Granadilla se va a hacer en uno de los lugares más emblemáticos que tenemos en Tenerife. Cerramos el libro con una foto de esta zona, donde se cita ’El litoral del Monumento Natural de Montaña pelada, en el municipio de Granadilla, representa un excelente ejemplo de conservación, tanto por su valor paisajístico como por sus riquezas botánicas y faunísticas’.


- Desde su punto de vista, ¿por dónde tendrían que ir las políticas medioambientales en Canarias?
"Nuestros espacios naturales deben ser intocados, tratados con el máximo mimo. Los parques nacionales y las reservas naturales hay que tratarlos con un mimo exquisito. Entre otras cosas, porque es un patrimonio paisajístico y genético impresionante, en flora y en fauna. Ahora estamos pendientes de una Ley de Biodiversidad que está medio parada yo creo que porque los políticos no se ponen de acuerdo porque están asustados de lo que puede suceder. Pero es necesario que se saque, incluso que se cree un Instituto bien dotado de Biodiversidad a nivel de la Macaronesia, que se centrara en Canarias y que tuviera expertos trabajando aquí y en las demás islas de Azores, Madeira y Cabo Verde y que esté en el lugar donde más biodiversidad hay de toda la Macaronesia que es en Tenerife".


- Ahora mismo, ¿en qué proyectos está trabajando?
"En toda mi andadura en la Universidad y aquí traté de potenciar el tema marino por aquello de que era la hermana pobre. Sin embargo, en el medio marino hay más grandes divisiones o filum que en el medio terrestre. Por tanto debe haber una mayor diversidad a poco que uno comience a estudiarlo. Sigo trabajando en ese proyecto que se llama ’Macaronesia 2000’, que es el estudio de la biodiversidad terrestre y marina del Archipiélago canario y de todos los archipiélagos macaronésicos. Incluyendo un poco el sur de Portugal y la costa oeste africana que da a Canarias"