04 diciembre, 2005

Reflexiones post Delta

¿Qué decir ya de Delta? La tormenta tropical que visitó Canarias el lunes no nos ha dejado tiempo ni para actualizar el blog.
Mucha información estos días, mucha desinformación también. Parece que lo más importante de Delta es que nos hemos quedado sin luz. Sí que lo es, pero no lo único que ha ocurrido. Me niego a pensar que somos tan inútiles como para subsistir cinco días sin electricidad. Sólo hay que recordar las víctimas del Katrina o el Stan, no sólo perdieron la electricidad, lo perdieron todo.

Ahora bien. No exime de culpa a los responsables mi reflexión sobre nuestra adicción a la comodidad de la luz eléctrica. Muchos se están engordando a costa de todos. Si uno no paga el recibo de la luz se la cortan, y no les interesa nada más. Ahora que están en la picota por no ofrecer su servicio, que se la corten a ellos. Tendrán que rendir cuentas por las medicinas estropeadas, por los ancianos que no pudieron bajar de sus pisos, por la comida tirada al contenedor ¿será la pena que se les inflija proporcional al daño ejecutado?

Por otro lado y volviendo a nuestro egoismo. Habrá que recordar a la gente que antes de tirar alimentos a la basura, y antes de que se hubierna estropeado los habrían podido utilizar, hay albergues, residencias, centros....

Y por último: Delta es la primera factura que el cambio climático pasa a Canarias. Reducirlo pasa por el desarrollo sostenible. Y este no se conseguirá mientras sigamos usando el ascensor para subir un sólo piso, tirando junta toda la basura, o arrancando el coche para ir a la calle de abajo.

Dicho queda.

1 comentario:

4º Diversificación dijo...

Hola, Leo: ¿Has visto nuestro último vídeo? Fue sacado en El Bajón de La Restinga por un profesional del submarinismo, amigo nuestro. Saludos.